Cuentan que hace muchísimos años se reunieron algunos sentimientos y algunas cualidades del ser humano. Cuando el Aburrimiento bostezaba por tercera vez, la Locura propuso: “-¡Vamos a jugar a las escondidas!” La Intriga se levantó extrañada y la Curiosidad, sin poder contenerse preguntó: “-¿A las escondidas?, ¿Y eso cómo es?”. “Es un juego en donde yo me tapo la cara y comienzo a contar desde el uno al cien, mientras ustedes se esconden. Cuando termine de contar los buscaré hasta que los encuentre”, explicó la Locura. El Entusiasmo bailó contento y la Alegría dio tantos saltos que terminó de convencer a la Duda e, incluso a la Indiferencia, a la que nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron participar. La Verdad prefirió no esconderse. ¿Para qué, si siempre la encontraban? La Soberbia pensó que era un juego muy tonto pero, lo que le molestaba era que la idea no había salido de ella. Y la Cobardía prefirió no arriesgarse. La Locura rápidamente comenzó a contar. La primera en esconderse fue la Pereza que, como siempre se dejó caer en la primera piedra que encontró. La Envidia se fue detrás del Triunfo, quién con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto. La Generosidad casi no alcanzaba a esconderse, pues cada sitio le parecía maravilloso para alguno de sus amigos y se los cedía. Por fin, después de pensar primero en todos, terminó ocultándose en un rayito de sol. El Egoísmo en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio, sólo para él. La Mentira se escondió detrás de un arcoiris y la Pasión y el Deseo entre unos volcanes. Cuando la Locura ya casi terminaba de contar, el Amor aún no había encontrado un sitio para esconderse, pues todo ya estaba ocupado. Hasta que al fin vio un rosal y decidió esconderse entre sus flores. -“¡Cien!”, dijo la Locura y comenzó a buscar… La primera en aparecer fue la Pereza, que estaba solo a tres pasos. A la Pasión y el Deseo los sintió en el vibrar de los volcanes. En un descuido encontró a la Envidia y claro, también al Triunfo. Al Egoísmo no tuvo que ni buscarlo, pues él solito salió de su escondite, que resultó ser un nido de avispas. La Locura, de tanto caminar, sintió sed y al acercarse al lago, descubrió a la Belleza. Encontrar a la Duda fue mucho más fácil, ya que halló sentada aún sin poder decidir a dónde se iba a esconder. Así fue encontrando a todos. Pero solo el Amor no aparecía por ningún lado. Entonces, buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyo de la tierra, en las cimas de las montañas y, cuando estaba por darse por vencida, vio el rosal. Tomó una pequeña vara y comenzó a mover fuertemente las ramas. De pronto, escuchó un doloroso grito, porque las espinas habían herido los ojos del Amor. La Locura no sabía qué hacer para disculparse, así que lloró, rogó, imploró, pidió perdón y hasta prometió acompañarlo para siempre. Desde entonces, se dice que el Amor es ciego y va guiado siempre por la Locura.

el-espejo-miente:

sleeeepwalker:

quiero-llevarte-pamarte:

tepaseo-conamor:

idrowninmylies:

catarsisanimal:

porquenomeamai-csm:

dinosauriosdecoloresvoladores:

mi cuento favorito <3 

LO LEÍ ENTERO CSM :””’) HERMOSA LA WEA LAS CAGO ♥

Magnifico …

lo leí este año xd

ohhh la wea hermosa(:

oooooooooooooooooooo le doi 20 generaciones al wn o wna que hizo esta wea <3

Oooh que hermoooso*-*

La primera vez que lo vi, me dio flojera leerlo, pero les juro que es hermoso.

(Fuente: iamyourboyfriend)

La depresión es no ser capaz de levantarte de la cama en todo el día, son las grietas de piel que faltan porque la cuchilla se abrió camino a tu mano otra vez. Es gritar en la ducha mientras cascadas fluyen de tus ojos. Es no saber porque estás tan jodidamente triste, no saber porque te sentís tan vacía. Es llorar por cualquier cosa que ves. Depresión es cuando tu mamá te preguntó porque empezaste a llorar cuando se te cayó el lápiz con el que estabas escribiendo y tu respuesta es “Porque no puedo hacer nada bien”. Es fumar y escuchar música que no ayuda demasiado. Es no dormir y temblar descontroladamente. Cuando tus únicas respuestas son “No sé”, “No me importa”, “No me acuerdo”. Es la memoria selectiva y gritar cuando los recuerdos reprimidos salen a la luz. Es pasear tirandote del pelo y colapsar en el piso. Depresión es el peso de todo aplastandote sin ninguna salida. Depresión es esperar morirte sin importarte como va a afectar a los demás. Es comer píldoras como caramelos y tomar wiskey como agua. Depresión es rezar para no despertarte a la mañana siguiente y hacer un agujero en la pared cuando te despertas. No es decirle a todo el mundo lo estresada que estás, es odiarte tanto que tratas de cavar tus uñas una vez más para arrancartelas. Depresión es perder a todos tus amigos y solo preocuparte cuando nadie te está mirando. Es gastar todo tu dinero en drogas y alcohol para tratar de olvidar lo malditamente vacía que te sentís a la noche y recordando todo el dolor que sentís a la mañana siguiente. Es escribir mientras tus manos sangran. Es no usar cinturón y manejar sin control con la esperanza de un accidente fatal. Depresión es no bañarte y no maquillarte ni cambiarte la ropa porque ¿cuál es el punto? Depresión es decirle a tu pareja “No es nada, es solo ansiedad”. Es decirle que te vas a hacer una taza de café y a escribir, cuando en realidad vas a sentarte afuera sola escribiendo sobre cuán jodidamente vacía está tu alma y decirle a cualquiera que te esté escuchando lo mucho que necesitas que alguien se preocupe. Es mentirles a todas las personas que te aman diciendoles que estás bien que solo estás cansada. La depresión es horrible, no es hermosa y no termina hasta que no hagas algo para destruirla. Eso es la depresión. Y yo estoy deprimida. Y necesito que alguien se preocupe. Y necesito ser amada.

go-to-the-devil:

Olivia Empie.


(Fuente: gatos-y-arroz-y-que-wea)


(Fuente: piensosinpensar)


The world is dark and selfish and cruel. 
If it finds even the slightest ray of sunshine, it destroys it

(Fuente: rapunzelsexual)